Tabla de contenidos
Lo más reciente
Email Marketing
La segmentación de datos: la clave del éxito para tu campaña de email marketing
Explora por temas
Para los marketeros, la privacidad del email marketing sigue siendo un reto - Las normativas sobre privacidad tienen como objetivo proteger a los usuarios. Sin embargo, para los profesionales del marketing y del email marketing en particular, es complicado porque deben adaptar de forma responsable las estrategias a las medidas que vayan apareciendo.

Para los marketeros, la privacidad del email marketing sigue siendo un reto

Las normativas sobre privacidad tienen como objetivo proteger a los usuarios. Sin embargo, para los profesionales del marketing y del email marketing en particular, es complicado porque deben adaptar de forma responsable las estrategias a las medidas que vayan apareciendo.
11 de marzo
En este artículo 1 Artículo en Español
Tabla de contenidos
Compártelo con amigos

Para muchos, el email marketing es una forma de marketing que ha quedado desfasada. Sin embargo, los profesionales del marketing conocen bien las grandes ventajas que proporciona al enmarcarlo dentro de una estrategia global.

No podemos olvidar que el email es algo que usamos a diario, y supone una forma altamente eficaz de conectar con nuestros clientes potenciales, así como de convertirlos gracias a nuestro buen hacer, en clientes de facto.

Además, tampoco podemos olvidar que el email marketing es una herramienta elemental para el marketing de atracción o el de contenidos, por poner un ejemplo. Los clientes de facto y los potenciales tienen abierto un canal por el cual pueden recibir mensajes bien pensados y diseñados para que conecten con tu marca. Es una gran manera de llamar la atención de estas personas. 

No obstante, hay una cuestión que preocupa mucho a los profesionales que llevan a cabo estas campañas: la privacidad del email marketing

Es este tema en concreto el que queremos abordar hoy desde ContHub.io. ¿Te quedas con nosotros? 

La privacidad del correo electrónico, un aspecto controvertido desde hace años que hoy se hace más patente

No cabe ninguna duda de que las normativas sobre privacidad tienen como objetivo proteger a los usuarios. Sin embargo, para los profesionales del marketing, y del email marketing en particular, es complicado porque deben adaptar de forma responsable las estrategias a las medidas que vayan apareciendo.

Estas pueden suponer un verdadero reto.

Hay estudios de empresas especializadas que arrojan datos muy interesantes que se deben tener en consideración. El que mencionamos hoy hace un análisis exhaustivo de la forma en la que los marketeros se han visto obligados a adaptarse a una situación tan difícil y desconocida como es la que vivimos desde el inicio de la pandemia del COVID. Así mismo, también hacen un estudio de cuáles son esas estrategias en las que han vertebrado sus esfuerzos para continuar avanzando en pos de sus objetivos. 

Así, en un estudio llamado Email in 2022: The trends, behaviors, and benchmarks driving email forward, estos datos se obtienen por medio de encuestas bien diferenciadas. 

En la primera de ellas, más de dos mil profesionales realizan un análisis de factores como son las estrategias modificadas, el trabajo que debían realizar, los equipos de trabajo y los efectos en los cambios de las políticas de privacidad. En la otra, más de 200 marketeros pusieron el foco de atención en la forma en la que los cambios en su industria han influido en la capacidad de su trabajo y su gestión. 

Los resultados obtenidos demuestran que los responsables de email marketing tienen una idea muy acertada de la forma en la que estas nuevas políticas de privacidad pueden influir en el éxito de sus campañas presentes y futuras. La respuesta a la dificultad está en realizar mayores inversiones para desarrollar prácticas y acciones que aporten solidez. 

Una preocupación que continúa siendo constante en la mente de los profesionales del marketing

La privacidad del email marketing es un tema que se trata desde hace años, ya que siempre ha estado en tela de juicio. Siempre se ha debatido si el envío de campañas de email atenta contra la privacidad de los usuarios por ser algo invasivo

Según los expertos, el email marketing continúa, hoy en 2022, con una tendencia ascendente, y, ese es el motivo por el cual los profesionales deben estar listos para adaptarse a los posibles cambios que se plantean. Para ello, es básico centrar todos los esfuerzos en la privacidad para el cliente. 

Esto se debe principalmente a que es una forma específica de conectar con clientes actuales y potenciales. Para tener éxito con el marketing por correo electrónico, los profesionales deberán estar preparados para los cambios que podrían ocurrir en el futuro cercano.

Las empresas tecnológicas tienen una gran responsabilidad en la manera en la que los usuarios entienden hoy en día la privacidad, y no cabe duda que han hecho que sea más débil que nunca. Evidentemente, esto también ha influido fuertemente en las empresas. 

Son muchos los sectores que afirman que hay una oportunidad muy importante para las empresas en esos cambios en la privacidad, pero también en cómo perciben ahora los usuarios la propiedad de esos datos personales

Algunos datos interesantes son que a más del 70% de los profesionales les preocupan estos cambios, y más del 80% están tomando las medidas para poder afrontar esos cambios. 

Algunos de ellos, a groso modo, pueden ser los cambios introducidos por iOS 15, el seguimiento a terceros que hace Google en sus cookies, diferentes normativas como el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) entre otras. 

En resumen…

Todo esto implica que la privacidad tiene un impacto muy fuerte a la hora de desarrollar una campaña de email marketing. Desde ya. Es por eso, que si estás interesado en leer algunos consejos, te recomendamos que eches un vistazo a nuestro blog

Según sean los datos, así se trata la privacidad

En el año 2019, se presentaron los datos "zero-party", desconocidos hasta el momento. Básicamente, este tipo de datos suponen un subgrupo de los datos "first- party", es decir, datos de personas que tiene una empresa y que se han recogido a partir de diferentes medios, como campañas o redes sociales.  

Hay que hacer hincapié en que tanto unos como otros datos, son obtenidos del mismo usuario. No obstante, los datos de origen o "zero-party", son aquellos que la marca o la empresa pide expresamente a sus usuarios y que sirven para analizar sus preferencias. Por otro lado, los "first-party" son aquellos que se consiguen a partir de la observación del usuario: por ejemplo, cómo se comporta al navegar.

Entrando un poco más en profundidad en los "zero-party" y "first party"

Así, a continuación hablaremos de los distintos tipos de datos que se pueden encontrar y que se pueden utilizar para usar en nuestras campañas de email marketing y de marketing en general. Veamos. 

En primer lugar, y como ya hemos hablado antes, los datos "zero- party" son aquellos datos que los usuarios proporcionan a las empresas de una manera completamente voluntaria y por su propia iniciativa. Algunos ejemplos de estos pueden ser la intención de compra o las preferencias y los gustos del usuario en determinados productos.

Los "first-party" son aquellos que una empresa puede recoger en base a cómo interacciona el usuario en distintos medios, como por ejemplo, en las redes sociales. Algunos ejemplos de este tipo de datos pueden ser historiales de compra, las direcciones de email y su engagement o cómo se mueven los visitantes por las distintas páginas web.

Los datos "second-party" son los que se consiguen haciendo un intercambio con otra empresa, siendo este intercambio “gravado” con cualquier tipo de acuerdo. Eso sí, es fundamental que los usuarios den su consentimiento expreso. 

Por último, pero no menos importante, encontramos los datos "third-party". Estos están compuestos por cualquier dato, valga la redundancia, que se recopile, se añada y se comparta a partir de distintas fuentes. Es importante recordar que estos datos no suelen tener una relación directa con el usuario/cliente. Algunos ejemplos los encontramos en los datos meteorológicos, respuestas a encuestas realizadas, los datos de demografía o actividades de navegación web. 

Un poco más acerca de los datos de terceros

Si recuerdas el IDFA, es decir, el identificador para anunciantes, este permaneció entre nosotros hasta el lanzamiento de iOS 14, que se produjo en el año 2020. Esto implica que la compañía responsable de ese producto ya no rastrea en móvil cómo se comportan sus usuarios. Esto implica que realmente, estos datos se están eliminando. Por otro lado, esta desaparición es una preocupación para un porcentaje muy elevado de profesionales. 

Ponemos este ejemplo porque los datos de terceros no son propiedad de la web en la que estés navegando y que, posteriormente, cualquier empresa puede utilizar. Por esa razón, los buscadores Firefox y Safari ya no lo permiten y Google hará lo propio a finales de año eliminando las cookies

Como podemos intuir, la privacidad cada vez será un campo de batalla más difícil para los profesionales, y la recopilación de estos datos, será el petróleo de los próximos años. 

¿Y cómo impacta todo esto en la privacidad del email?

Evidentemente, el email marketing también se ve afectado por los cambios en la privacidad de los datos de los usuarios. A raíz de esto, las imágenes de un correo (también de Gmail) se precargan, lo que significa que la tasa de apertura de los correos se inflarán, que no serán fiables los momentos de apertura y que la geolocación del usuario en cuestión no será definitiva

Es más, durante este año, más de la mitad de las tasas de apertura de los emails no supondrán para los profesionales datos realmente fiables. Por ello, será necesario buscar otras formas de medir el rendimiento de esas campañas, como por ejemplo, utilizando más las conversiones o los clicks. 

A modo de conclusión, podemos decir que todo el incremento exponencial de la privacidad global hace necesaria, hoy más que nunca, que exista una estrategia fuerte y bien definida.

La retención en el email marketing

Como ya hemos visto anteriormente, eliminar los datos de terceros es un problema para muchos especialistas de marketing. Esto hace que se ponga el foco en los datos first-party porque el número de los canales destinados a la publicidad disminuyen considerablemente.

Es una gran verdad que el secreto para tener más subscriptores en las listas de email es aportar mucho valor, y en publicidad esto es aplicable igualmente. La clave es respetar la privacidad y enfocarse en lo que los consumidores necesitan y quieren.

Pero además de un reto es una gran oportunidad. Ahora esto posibilita fomentar acciones que hagan crecer el engagement y la fidelidad a largo plazo, utilizando para ello el comportamiento de todos los usuarios. El email marketing, hace ya mucho tiempo que trata de usar la comprensión del uso de estos perfiles, y trata de poner en marcha acciones usando los datos que posee. El correo electrónico sigue siendo el canal de comunicación de usuarios, y es el nexo entre ellos y las marcas.


Continúa la lectura para saber más sobre cómo lograr mayor impacto de tus estrategias y a la vez ser más productivo en el uso del email de marketing y su automatización:

Galería de imágenes
Compártelo con amigos
Reemplaza tu email anterior por uno nuevo
¡Hola ! Hemos visto que tu dirección de email ha dejado de ser válida.

Para que puedas continuar accediendo a nuestros contenidos te pedimos que indiques una nueva dirección de email.
Escribe una dirección de email válida
Error, verifica los datos
Aguarda...
Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de identificarte como usuario y de conocer tus preferencias y hábitos de navegación para adaptar la prestación del servicio web a los mismos. Puedes encontrar más información acerca de las cookies que utilizamos y sus finalidades, accediendo a nuestra Política de Cookies.